6 MINUTOS VERSUS SAAMA



VER CURSO SAAMA: CLIC AQUÍ

6 MINUTOS VERSUS SAAMA

Veturián Arana Desarrollador del Método SAAMA. Diplomado en Medicina Tradicional China, Biorressonància Quàntica, Teràpia Dra. Clark, Par Biomagnético, Flores de Bach. Maestro de Reiki Tibetano y Reiki Gautama Karuna, y Maestro Instructor de Reiki Tibetano Tàntrico certificado por la Alianza Española de Reiki y Terapeuta en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) Creador de la Terápia SAAMA y de los Aceites y Elixires Quánticos Shen Girona. Nos presenta la técnica SAAMA.

La historia nos enseña que la humanidad siempre ha tenido encontronazos con la enfermedad y a partir de ahí nace la solución en la forma de los hechiceros, las brujas, los chamanes, los médicos de Medicina Ayurvédica, de Medicina Tradicional China, de Medicina Farmacológica, los santeros, y los terapeutas que representan cientos de técnicas y filosofías, desde la osteopatía hasta la homeopatía, desde la auriculoterapia hasta la reflexología, etc.

Pero al final solo hay una medicina válida: la que ayuda al ser humano. No hay otra.

Ahora dejemos atrás nuestra visión mecanicista newtoniana del siglo XVIII. Se acabó el materialismo científico, ¡estamos en la era del espiritualismo científico!

Fijaros, Isaac Newton creó la mecánica clásica, aquella que obedece a las leyes del movimiento y de la gravitación. Sus trabajos demostraron que una vez conocidas la posición y la velocidad inicial de un cuerpo determinado, junto con las fuerzas que actúan sobre él, se puede determinar con toda precisión la posición y la velocidad en cualquier momento posterior.

Esto no es así en el mundo cuántico donde dos partículas pueden estar en dos sitios distintos en el mismo momento, o dónde la conciencia del observador modifica la dinámica de las partículas.

Que distinta ésta percepción del mundo a la de Newton cuyas leyes eran fijas y aseguraban poder explicar cualquier movimiento sobre la tierra.

No es que esas leyes hayan desaparecido, es que ahora son esas más muchas otras nuevas que están cambiando nuestra forma de vivir.

Pero no creas que los descubrimientos de los que estamos hablando nos pertenecen solo a nosotros… Ya Pitágoras y Platón hablaban de la conciliación entre materia y mente, y en las filosofías orientales se habla de un Todo (el TAO) que abarca las influencias que cada parte tiene sobre el todo tejiendo una maravillosa red entre los mundos sutiles el mundo material.

En la pintura oriental es habitual en los paisajes que aparezca una Figura viendo el paisaje. Es el hombre que forma parte de la naturaleza, parte del paisaje. Nosotros, los occidentales cartesianos, pintamos un paisaje como si fuera algo fuera de nosotros, algo ajeno, externo. Como si no tuviéramos nada que ver con el Universo.

Ahora toca darse cuenta de que ellos tenían razón, que formamos parte del todo… es más, somos el Todo.

Nosotros somos energía en vibración continua. Y por eso funciona SAAMA, porque podemos influir en la vibración de las partículas.

Nuestras células están formadas de moléculas, a su vez formadas por átomos vibrando. Eso quiere decir que emiten una frecuencia electromagnética y también la absorben.

Esa emisión y recepción significa que existe un constante contacto con el mundo, con el Universo, transmitiendo información, recibiendo información. Es por esto que podemos ayudar al cuerpo a sanar. Igual que cualquier terapia energética (Homeopatía, SAAMA, Acupuntura, Flores de Bach, gemoterapia, musicoterapia, cromoterapia…) todas ellas tienen su efecto sobre el sistema energético humano.

Todo esto indica que no existe una realidad externa a nosotros, nosotros formamos parte del Universo. Somos parte del Universo porque somos Luz y tal como se demostró en el experimento de la “doble rendija” la luz se manifiesta como onda o como partícula dependiendo de lo que espera observar el que observa.

Es decir, no existe una sola realidad. Somos Luz y también somos Materia.

Esta característica convierte al observador y al observado en algo indivisible que está en constante construcción y nunca podemos conocer con total precisión el estado cuántico de una partícula porque la simple observación de un sistema cuántico lo modifica de tal forma que impide que pueda ser conocido tal como era en realidad antes de la observación.

Como es lógico éstas características ponen muy nerviosos a las mentes que quieren que el mundo sea exacto. Eso no es posible en la física cuántica porque una partícula puede estar en varios estados a la vez.

Las leyes del mundo cuántico son diferentes de las que conocemos, y por lo tanto nos invitan a cambiar nuestra forma de pensamiento.

Lo curioso es que abrirnos a una nueva forma de pensamiento no es en sí un acto de modernidad. De hecho cualquier chamán ya está en ese camino mucho más avanzado que nosotros. Y no hace falta hablar de chamanes, muchos animales por no decir todos están más avanzados que nosotros.

Digo esto porque ellos escuchan a su instinto que no es más que información codificada. Nosotros también la tenemos pero nos han enseñado a no hacerle caso; muchas personas consideran que “solo el médico sabe qué te pasa”.

Grave error. El médico no puede saber con exactitud lo que te pasa porque él no es Tu, el está afuera de ti. Tú sí sabes qué te pasa pero te han enseñado a que no te escuches y vayas a ver a un médico que, según la revista Economía de la Salud dedica un promedio de 6 minutos en atenderte y lo que es peor aún, según el Journal of the American Medical Association te escucha durante 23 segundos antes de interrumpirte.

¿Realmente crees que en 6 minutos alguien puede saber qué te pasa?

Así pues la propuesta de SAAMA es abrirnos hacia afuera y abrirnos hacia adentro: hacia afuera en cuanto a mirar por las múltiples ventanas de posibilidades que somos y hacia adentro a leer el código inscrito en cada uno de nosotros y conectarnos con nuestro propio Ser, con la Fuente.

Compartir:
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • RSS
  • Reddit

Una respuesta a 6 MINUTOS VERSUS SAAMA

  • Gloria Sica dijo:

    Q placer abrirse y entender td lo q precede. Me encanta su visión.Un abrazo enorme y los seguiré

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload