La controversia con la homeopatía

LA CONTROVERSIA CON LA HOMEOPATÍA

Por Susan Kempster, profesora de homeopatía en ISMET.

Los que dicen que la homeopatía es una pseudociencia, que no tiene ningún fundamento, no están al día con los avances en la experimentación e investigación en homeopatía, que tiene actualmente dos líneas muy claras, relacionadas pero distintas.

Por un lado hay nuevos estudios, desde la perspectiva de la nanociencia, que están demostrando que donde antes se pensaba que no quedara ni rastro de las sustancias cepa (las bases de los remedios homeopáticos – y por lo tanto dando pie a que digan que los remedios consisten solamente en pastillitas de azúcar) hay partículas de cada sustancia, lo que hace distinguir a cada remedio homeopático como único. A la vez están investigando a qué nivel del organismo actúan, y mediante qué acción. Lo interesante aquí es que la ciencia comienza a decir algo muy parecido a lo que dicen los principios de la homeopatía, y a lo que han pensado y dicho los homeópatas desde hace 200 años.

Por ejemplo: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3539158/

Y por otro lado hay un creciendo número de ensayos clínicos realizados según el método científico, pero ahora respetando la naturaleza y particularidad del tratamiento homeopático, y por fin, donde antes no ha habido buenos resultados, ya que los parámetros de ensayos anteriores no respetaban las leyes básicas de la homeopatía, pues ahora sí, comienzan a haber pruebas sólidas de la eficacia de los remedios homeopáticos.

Otro ejemplo: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14734789

Los argumentos en contra comienzan a sonar como disco rayado, una repetición sin tener en cuenta lo que está ocurriendo en la investigación en homeopatía, particularmente en EEUU y en la India. Los argumentos de la falta de sustancia, basados en el número de Avogadro, ya no aguantan peso, y los argumentos acerca del placebo nunca, en realidad, han sido coherentes.

El efecto placebo debe funcionar con los medicamentos de medicina convencional (fármacos) también. ¿Por qué entonces un enfermo, después del fracaso de la medicina alopática, recurre a la homeopatía y encuentra solución? Si este efecto haya sido por placebo, ¿por qué no funcionó el medicamento alopático fármaco aunque por placebo? Si el médico dice que funcionará, ¿cómo es que no funcionó? si entendemos que cualquier resultado bueno con homeopatía solamente haya funcionado por placebo. ¿Entonces podemos quizás afirmar que todos los medicamentos, alopáticos y homeopáticos, en realidad, solamente funcionan por placebo? Claro que no, pero no puedes argumentar uno sin el otro, si entendemos “todo acto médico o terapéutico sujeto a un posible efecto placebo”.

Queda todavía mucho trabajo por hacer, para que queden convencidos todos aquellos que se niegan incluso a reexaminar su postura ante nuevas posibilidades de investigación, pero hay avances, sí que los hay, y estaría bien que se dejara de publicar artículos que no tengan en cuenta la información, muy valiosa del otro lado de la historia.

Compartir:
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • RSS
  • Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload