Es un masaje que se realiza con unas pindas pequeñas de tela de algodón en las cuales rellenamos de plantas aromáticas, cereal y aceites esenciales. Antes de hacer el masaje con pindas, realizamos un masaje facial ayurvédico y a continuación se realiza la técnica con las pindas.