El mercado actual ofrece numerosos productos cosméticos, pero sólo algunos pueden llamarse verdaderamente “cosmética natural”. La mayoría suelen ser fórmulas de incontables ingredientes, sintéticos, o producidos de forma masiva y fría...