es un método terapéutico que consiste en utilizar ventosas haciendo que se peguen al cuerpo con el propósito de tratar prácticamente todo tipo de enfermedades, ya que se consigue regular nuestro cuerpo y restablecer la salud. Es una terapia simple y eficaz que se puede practicar por cualquier persona.